Sobre la registración de armas

Desde aquí queremos recordarte informaciones útiles que puedes necesitar para saldar tus dudas.

Para portar un arma en España tienes que tener en cuenta algunas consideraciones. Las armas que son accionadas mediante aire o aire comprimido, consideradas como armas de cuarta categoría, tienes que tener la tarjeta correspondiente. Es decir, si quieres sacar el artefacto fuera de tu hogar, siempre debes hacerlo con:

  • Tarjeta tipo A, para carabinas o pistolas de tiro semiautomático y de repetición. También sirve para revólveres de doble acción.
  • Tarjeta tipo B, para carabinas o pistolas de ánima lisa o rayada. También sirve para revólveres de acción simple.

Obtener estas tarjetas puede ser un poco tedioso. Sobre todo si eres consciente de que lo que pretendes hacer con el arma es más bien inofensivo. Estas autorizaciones las conceden los alcaldes de los municipios.

Tendrás que acercarte al ayuntamiento donde tengas tu residencia y pedirla. Allí, podrán solicitarte distintos papeles o exámenes para que des cuenta que tu comportamiento es acorde a la portación.

Vale siempre la aclaración: si posees antecedentes penales, si tienes deuda con el fisco o si eres portador de algún registro de mala conducta, corres riesgo de ser rechazado.

Una vez que obtengas esta tarjeta, podrás estar tranquilo por un largo tiempo. Ten en cuenta que la validez de estas es de cinco años para la tipo A y validez permanente para la tipo B.